Nos engañaron con la primavera…

Por Enzo Campetella

Algunos momentos del año ponen más ansiosos a nuestros lectores. Navidad, Año Nuevo, y por alguna extraña razón, ¡el inicio de la primavera! Y cuando el pronóstico no acompaña los deseos de la comunidad, esa bronca y frustración por el deseo no cumplido tiene un destinatario de descarga: el pronosticador meteorológico. O sea, en este caso, quien suscribe.

La cara del niño que ilustra el inicio de la nota es probablemente la de muchos de los que están leyendo en el norte de la Patagonia por estos días.

Y la verdad es que si ya venían enojados con el pronóstico, mi sugerencia es que no sigan leyendo. Las noticias no son buenas.

En pocas palabras: toda la región tendrá probabilidad de lluvias casi toda la semana. Nunca mejor aplicado el viejo dicho: “viento del este, lluvia como peste”.

Y las temperaturas, más a tono con julio que con fines de septiembre. Un detalle no menor: la línea sur y la cordillera pueden sumar a las lluvias, ¡nevadas! Esa probabilidad será mayor entre lunes y martes, pero se renovará entre jueves y viernes con un nuevo pulso de aire frío.

¿Las máximas? Para nada primaverales. En la mayoría de los casos la temperatura estará por debajo de los 10° C entre lunes y martes. La lluvia: bastante. El mapa que sigue muestra la probabilidad de lluvia entre el lunes y el miércoles de esta semana.


f500x0-2701_2719_0
Y ahora el dato que los enojará por completo: la mayoría de los modelos de estimación climática coinciden en que la primavera en el centro y norte de la Patagonia tendrá temperaturas por debajo de los promedios. O sea, una primavera fría, en la que no se descartan algunas nevadas incluso a mediados de estación.

Para el cierre, un dato de color, al menos para mitigar la bronca de los que no quieren más frío: astronómicamente la primavera recién empieza el miércoles 23 de septiembre a las 5:20 de la mañana. ¿Sirve de algo el dato?, no creo. Pero al menos distrae con otra cosa.

Sabrán comprender que en algunos casos el trabajo del meteorólogo no suma muchos amigos. Yo igual ¡los quiero!

Esta nota fue publicada en MeteoBlog, en TiempoPatagonico.com 

Recent Posts

Leave a Comment