Bolivia: En 3 años desapareció el lago Poopó, el segundo más grande del país

En latinoamérica no hay que mirar muy lejos para encontrar refugiados climáticos: Bolivia. En menos de 3 años su segundo lago de agua salada luego del Titicaca ha desaparecido por completo. El lago Poopó fue devorado por un gran proceso de erosión y una sequía implacable. 

Lago Poopo
Este lago se comunicaba con el lago Titicaca mediando el río Desaguadero, y era la piedra angular del sistema productivo y social de la zona. Desaparecido el lago, la gente del lugar se hace la pregunta que fue título para el New York Times: “¿dónde iremos?”. 

El lago está en la zona de Oruro, y tres ciudades cercanas dependían de él: Oruro, Challapata y Huari. En su época de esplendor supo tener 84 km de largo por 55 km de ancho cubriendo 2337 kilómetros cuadrados a 3686 metros sobre el nivel del mar.

La zona tiene una temporada de lluvias al año que normalmente recargaban al lago. Pero desde 2013 eso no ocurrió debido a una sequía prolongada, y el lago se secó. No es la primera vez que esto ocurre, ya que en 1994 también ocurrió lo mismo, y se necesitaron varios años para que vuelva a tener agua. 

EL 16 de diciembre de 2015 fue el día en que se consumó su desaparición. El proceso es impresionante cuando se comparan imágenes satelitales. Las imágenes generadas por NASA que les presento abajo permiten comparar abril de 2013 con enero de 2015. Pueden mover la barra vertical con el mouse y ver el proceso de desaparición del lago. 




El punto es que las sequías en la zona tienden a ser cada vez más intensas y recurrentes. La etnia de los uru-muratos ha vivido en la zona por generaciones, pero ahora han tenido que buscar otros sitios para vivir, abandonando el  lugar como también lo hicieron las aves. Los peces fueron muriendo a medida que el proceso iba avanzando.

Muchos uru-muratos se han ido a vivir a más de 300 km para trabajar en la minería. A medida que la temperatura en la zona fue en aumento (0,9°  C entre 1995 y 2005), la capacidad de recuperación del lago Poopó fue mermando. Hoy solo podrá cambiar su historia una secuencia de años con mucha lluvia, algo que por ahora no aparece en el horizonte.

Y no es el único lago que está desapareciendo o ha desaparecido. Podemos encontrar otros ejemplso en todos los continentes. Hoy Bolivia vive una gran crisis de acceso al agua y sus fuentes van desapareciendo o perdiendo calidad.




Fuentes

EarthObservatory

New York Times. 

Notas Recientes

Dejar un Comentario